23 cuadras, instalación.
Galería Cinerama, Córdoba, Argentina, julio de 2001.

Instalación en un negocio vacío, ubicado en el centro de Córdoba, en la galería comercial Cinerama, un pasaje emblemático de la modernidad cordobesa, punto de encuentro y de referencia en la ciudad. Cinerama era el nombre de un cine alojado en la galería en la década del '60, que tenía una pantalla de 360 grados. Este tipo de pasaje urbano fue central en la vida comercial de la ciudad durante el siglo veinte, hasta que la aparición de los grandes shoppings en los ´80 terminó de provocar su decadencia.
El negocio fue alquilado para la muestra y había estado en desuso por mucho tiempo. La instalación entera sólo podía ser vista desde afuera, el negocio permanecía cerrado, con un
mecanismo de iluminación automática. Desde afuera podía verse un grupo de objetos hechos con los restos de tela descartados en una fábrica de ropas.