BIO

Fotografía por Catalina Bartolomé, 2020.

Leticia Obeid nació en Córdoba, en 1975.
Vive y trabaja en Buenos Aires, Argentina.

Creció en Noetinger, en la provincia de Córdoba. Se mudó a la ciudad de Córdoba a los 18 años a estudiar. Allí obtuvo la licenciatura en pintura en la Escuela de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba en julio de 2001. En paralelo trabajó en el Museo Provincial de Bellas Artes Emilio Caraffa donde investigó obras de la colección y llevó a cabo un programa didáctico llamado La obra del mes. Esta formación fue una introducción en la escritura sobre arte, práctica que nunca abandonó.

Hacia el año 2001 empezó a usar el video en su producción y pronto este se volvió un medio predominante en su práctica. Entre 2003 y 2004 tuvo una beca de perfeccionamiento para esto de la Fundación Antorchas. Sus guías de trabajo en ese período fueron Gastón Duprat en el primer año y Lucrecia Martel en el segundo. La influencia de esta última fue fundamental para pensar temas narrativos y el rol central del sonido en el trabajo audiovisual.

En el 2004 se mudó a Buenos Aires. Comenzó a trabajar en el Complejo Teatral de la Ciudad de Buenos Aires, primero en el Teatro San Martín y luego en el Teatro Sarmiento donde llevó a cabo un proyecto de documentación de las obras realizadas en el marco del ciclo de teatro documental llamado Biodrama. En el año 2010 envió un relato al concurso Nuevos Narradores del Centro Cultural Rojas y ganó el primer premio. Desde entonces ha publicado un libro de relatos y dos novelas, y ha participado en antologías y publicaciones diversas.

Todo su hacer se despliega en un territorio diverso donde el lenguaje, la palabra y su relación con la imagen están siempre presentes. Cada trabajo es ante todo una experiencia de conocimiento sobre un tema, un fenómeno, una problemática o directamente una forma de autoconocimiento. Idiomas, lenguajes, traducciones entre mundos diferentes, problemas de comunicación, el impacto de la lectura en la percepción de la realidad, la acción más primaria de escribir y su rastro material, son algunos de los temas que aparecen una y otra vez.

Lejos de aspirar a la obra de arte total y espectacular, esta es una producción que se sabe fragmentaria, de escala íntima, como un cuaderno de notas que va cambiando de forma pero siempre queda al alcance de la mano.

CV